Cuando la hermana dormida de este tío está en un sueño muy profundo no hay nada que la despierte, ni siquiera el ruido o que haya alguien tocando su cuerpo. La tía duerme como un tronco. Eso lo sabe el hermano, que a veces se acerca a su cama y le mete un poco de mano para ver si se despierta. Si la tía no se mueve sabe que puede seguir, así que le abre los labios del coño con las dos manos y clava su polla bien hasta el fondo. El muy cabrón la viola metiendo su rabo dentro de su chochito y antes de correrse la saca para dejarle todo el semen encima de su culo.

(10192)

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*