La vida de esta chica no es nada fácil: su padre es un violador. Es tan cabrón que se tiene que esconder de su padre cada vez que está en casa con él, porque si la caza la folla seguro. Esta vez la encuentra y cuando eso ocurre la chica ya se deja llevar, porque sabe que no hay otra solución. Se la chupa en la cocina y luego se va con él al salón de la casa para que se la pueda meter bien hasta el fondo. El padre se la clava muy fuerte y hace que gima y que gima hasta que acaba con la cara llena de semen.

(5144)

Category:

Padres e Hijas

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*