La tía borracha de este chico se ha quedado dormida con el vestido después de venir de fiesta, pero con las bragas bajadas. La tentación al verle el culo y el coño es demasiado alta como para que el sobrino se pueda resistir, sobre todo porque sabe que la mujer es una puta de campeonato. En cuanto se pone encima de ella y clava su polla la mujer da la sensación de que se ha despertado, pero lo único que está sintiendo es que alguien la penetra, y no le importa que lo haga por lo zorra que es la tía.

(45510)

Category:

Tias y Sobrinos

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

1 Comentario