Estos hermanos se han quedado solos en casa y el chaval tiene hambre, abre la nevera y se come una chocolatina, al rato llega su hermana pequeña y ve sus chocolatinas abiertas encima de la mesa – ¿QUE HACES?, ¡TE ESTAS COMIENDO MIS CHOCOLATINAS! – el chico le dice que tenía hambre ignorando su disgusto, pero ella insiste una y otra vez, se pone tan pesada la niña que su hermano le agarra una teta con la mano – ¿TE VAS A CALLAR? – ok, ya da igual tu respuesta pequeña putita: has enfadado a tu hermano mayor y eso se paga con un orgasmo forzado sobre la mesa de la cocina.

(6512)

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*