El padre no se puede creer lo que ve, ¡su hija colegiala va sin bragas por el mundo!, la ha castigado varias veces por ser tan puta pero la niña sigue igual de rebelde, incluso se masturba como una puta con sus ositos de peluche, y lo hace pensando en la polla de su padre, por eso cuando el pobre hombre pierde la paciencia y la viola como a una puta, la hija en lugar de sufrirlo ¡lo disfruta!, el padre la folla con los dedos, y luego la mete la polla bien fuerte, la folla, la viola, la usa como a una puta…y su hija es feliz. 😀

(4768)

Category:

Padres e Hijas

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

2 Comentarios