El sexo anal con su hija no es algo que se hubiera planteado este hombre nunca. Pero después de descubrir por casualidad que a la teen le gusta llevar consoladores metidos en el culo, al final ha tomado la decisión de dar el primer paso. Tontea con ella en varias ocasiones y al final consigue convencerla de que él puede encularla si lo que está buscando es una polla que se folle su ano lo más fuerte que pueda. La hija queda encantada porque el padre no se corta un pelo y le suelta toda la descarga de semen dentro de su culo.

(6642)

Category:

Padres e Hijas

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

11 Comentarios