Hay peores padres que este, eso seguro. El hombre está en el paro y lo único que puede hacer para ganar dinero es encender la webcam y abusar de su hija en directo para que la gente le dé dinero a cambio de que se puedan hacer pajas viendo el espectáculo. El padre le hace un dedo a la fuerza a su hija, metiéndoselo bien hasta el fondo de ese coñito depilado que tiene y tapando su boca para que no pueda gritar, no sea que la oiga algún vecino y luego se lo cuente a su esposa. Seguro que al final la hija se ha corrido como una putita.

(3958)

Category:

Padres e Hijas

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*