Aquí tenemos a un padre muy estricto que disfruta azotando el culo de su hija, esto va más allá de un simple castigo, cuando a este hombre se le cruza un cable va en busca de su pobre hija y la pone el culo rojo como un tomate, digamos que la usa como si fuera un trozo de carne, hasta tal punto que cuando invita a un amigo a casa, le ofrece a su hija para que él también la de una buena tanda de azotes en el culo. En definitiva una educación estricta pero que roza el incesto pues el padre disfruta castigando a la niña…

(4329)

Category:

Padres e Hijas

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*