Estar viendo todo el día el culazo de su hermana por casa con esos pantaloncitos cortos es algo que a este tío le pone demasiado cachondo. Al principio intenta resistirse, pero es inevitable que antes o después termine lanzándose a por su hermana para follársela. Lo primero que hace es abusar de ella mientras está durmiendo y así tener la oportunidad de desfogarse. Pero después de meterle la polla una vez el placer es tan enorme que tiene que repetirlo, así que la penetra en varias ocasiones más en distintas zonas de la casa, viendo cómo al final la hermana ni se resiste ni nada porque también es una putita.

(54463)

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

3 Comentarios