La chica se queda con la mano atrapada en la mesa y al pedir ayuda a su hermano el tío en lugar de ayudarla ¡se la folla!, pero no es algo que a ella le disguste, al revés, nada más sentir la verga de su hermano dentro se la moja todo el coñito, eso si le dice que lo haga con más calma – NO ME FOLLES TAN DURO HERMANO, ¡QUE ME DUELE! – y es que el chaval con el ansia de ver a su hermanita indefensa ha sido un poco brusco, pero ahora irá todo mejor, más suavecito, más dulce como le gusta a ella, una inolvidable tarde de incesto como regalo de navidad. 😀

(7687)

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

2 Comentarios