Después de oír a su madre correrse del gusto mientras está follando con su marido, esta chica no puede dejar de pensar en tener la polla de su padre en el coño. Por eso un día en el que ve una ocasión, la muy guarra se acerca a él, le mete mano en el paquete y le dice claramente lo que quiere, que no es otra cosa que llegar a tener una buena sesión de sexo incestuoso con él. Se lo folla de forma brutal y el hombre se queda perplejo, porque nunca se habría imaginado penetrando a su propia hija.

(5035)

Category:

Padres e Hijas

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*