Esta joven putita muere de placer cada vez que su hermano mayor se la folla, ella nunca le va a decir que quiere sexo pero siempre lo está deseando, por las noches el hermano entra en su dormitorio de disfruta de ese rico chochito que tiene, es el momento perfecto pues el resto de la familia duerme, si sus padres supieran que tienen incesto montarían un escándalo de los buenos, pero no tienen porque enterarse, además ellos tienen la conciencia muy tranquila, no le hacen daño a nadie, algunos hermanos se pasan el día peleando, ¡¿no será mejor pasarlo follando?!.

(44502)

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

1 Comentario