Esta hija ya se ha acostumbrado a que su padre la folle y como no tiene novio ella misma reconoce que le gusta ser la putita de papá. Pero esta vez el hombre la ha puesto a cuatro patas y la ha comenzado a penetrar por el ano de una forma extrema. Posiblemente el tío está estresado por algo y la paga con la hija llegando a un punto en el que parece que la vaya a destrozar. La tía le grita “¡me estás rompiendo el culo!”, pero el hombre en vez de parar lo que hace es seguir dándole muy fuerte y destrozándola.

(3425)

Category:

Padres e Hijas

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

1 Comentario