El hijo anda muy loco con las tetas de su madre, desde que se las toco sin querer un día en el baño no las puede olvidar y no se contiene, el chaval tiene poca capacidad de frustración y por eso se lanza sobre su santa madre siempre que puede y la manosea las tetas, poco importa si la mujer quiere o no, poco importa que sea la mujer que le ha traído a este mundo, a su hijo nada de esto le interesa, en su mente están esos hermosos y duros pezones, hará todo lo que sea necesario para tocarlos, y quien sabe hasta donde más llegará… 😮

(7660)

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

1 Comentario