La mami treintañera es seducida y follada por su propio hijo, pero lo mejor del caso es que no es la primera vez que pasa, de hecho cuando el chaval entra en el dormitorio a la madre se la ve muy rara, como que sabe lo que la espera, el hijo se acerca, la agarra de la cabeza y besa su cuello – VAMOS MAMA, DEJAME DARTE PLACER, SOLO UNA VEZ MAS – ella intenta apartarle con los brazos, dice que no con la cabeza pero su coño dice otra cosa, ¡ya ha empezado a mojarse!, y es que aunque la madre intenta resistir se muere de ganas por que su hijo se la folle… 😮

(8118)

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

1 Comentario