Esta familia está desayunando en el salón cuando el padre se ausenta un momento y la madre, que es un poco incestuosa y está caliente, se mete debajo de la mesa. Ahí llega el momento clave, porque el hijo recibe una mamada de la madre. El padre vuelve y se pregunta que dónde está su mujer, a lo que el hijo sabe qué responder, porque la verdad es que la tiene entre las piernas comiéndole la polla. El hijo aguanta lo que puede, pero llega un momento en el que pega un buen gemido porque sabe que su madre está recibiendo toda su descarga de semen directamente en la garganta.

(10913)

Category:

Madres e Hijos

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

2 Comentarios