Esta madre de familia es violada en el suelo de la cocina por su loco hijo, un chaval que no ha sabido gestionar sus emociones, por un lado odia a su madre pues nunca estuvo cuando la necesitó, por el otro siente un irrefrenable deseo sexual hacia ella, la mezcla es explosiva, una jodida bomba de relojería. Esa mañana el chico no consiguió retenerse y la violó, tiró a su madre al suelo, y allí a cuatro patas se la folló, como si fuera una perra cualquiera, lo que tiene que aguantar esta pobre mujer no está escrito…

(7372)

Category:

Madres e Hijos

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

4 Comentarios