La madre y su hijo esperan a que el padre de la familia duerma la siesta para tener sexo como putos animalitos, y es que no lo pueden aguantar, resulta que la madre es bastante joven comparado con el padre y está insatisfecha, por su parte el hijo acaba de llegar a esa edad en la que se tienen las hormonas alborotadas, su madre es un puto bombn y se muere de ganas por chupar esa rajita, ¡oh dios mio! ¡esto es incesto! ¡esto es pecado!, pero lo bien que se lo pasan n se lo quita nadie, que japonesa más deliciosa señores, ya quisiera yo tener una madre como ella…

(111850)

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*