Cuando un estudiante de intercambio occidental llega a su casa para alojarse durante una temporada esta madre e hija muy putas se ponen tan cachondas que quieren que se las folle. Lo consiguen, porque al tío le da morbo penetrar coños japoneses, así que las dos putitas se ponen de acuerdo para que mientras el marido está durmiendo se las folle. Madre e hija disfrutan juntas de esa polla y más tarde llaman a otra de las hijas, que es más mayor, para que disfrute también de la experiencia de que le metan un rabo tan enorme dentro de su coño de puta.

(32785)

Category:

Madres e Hijas

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*