Así deberían ser todas las madres: comprensivas y calientes. Le ha dicho a su hija que tiene que empezar a follar, porque ya tiene edad, y cuando se lo está diciendo llega el hermano. Le manda a la hija que le coma la polla a su hermano un poco y ella también se la mete en la boca. Después de que los dos hijos le chupen las tetas a la madre llega el momento esperado por la madre: ver follar juntos a sus hijos. La hija se coloca sobre las rodillas de su mami y el hermanito se la mete por detrás mientras su madre le abre el culo a la chica para que le entre mejor la polla.

(4831)

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

18 Comentarios