Una madre alemana llega a casa y según entra por la puerta se encuentra a su hijo masturbándose delante del ordenador, se lleva la mano a la boca de la sorpresa y comienza a reírse por la situación – AY HIJO PERDONA, NO QUERÍA MOLESTARTE – el chico se sube el pantalón avergonzado – ¡NO TIENE GRACIA MAMA! – En definitiva que cada uno se va a hacer sus cosas pero el chico recapacita, se va a la cocina y comienza a tocar el culo de su madre, se saca de nuevo la polla, y la madre, que es una madura alemana espectacular: no puede resistirse y comienza a mamar la verga de su hijo.

(5029)

Category:

Madres e Hijos

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

10 Comentarios