La madre alemana se levanta con ganas de sexo y provoca a su hijo en el desayuno, ha bajado a desayunar con su bata a medio atar, sin sostén que oculte sus grandes tetorras, el chico se queda bizco mirando las tetas de mama mientras toma su zumo de naranja,  el chico debía ir a la universidad como cualquier otro día, pero en lugar de irse se acerca por detrás a su madre y le mete la mano agarrando sus tetas, la madre reacciona como una gata en celo – SI HIJO MIO, COMO ME CONOCES, LO ESTABA DESEANDO, FOLLAME, FOLLAME, FOLLAME….

(7813)

Category:

Madres e Hijos

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

1 Comentario