Usar a su hermana como si fuera una puta para hacerle cualquier cosa que se le pase por la cabeza es algo que le encanta a este tío y con lo que siempre había soñado. Ahora tiene la oportunidad perfecta, porque él sabe que la hermana ha llegado de fiesta súper tarde y no quiere que sus padres se enteren de ello. Así que la va obligando a que se masturbe, que le haga una buena mamada y que al final ponga su coñito a trabajar y deje que la penetre a fondo como forma de cerrar el trato por el cual no dirá nada.

(5)

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*