Antes de fallecer la madre de esta teen le dijo que tendría que ocuparse de la casa y hacer todo lo que ella hacía para mantener feliz a su padre. Así que sabe que tiene que terminar follándoselo como una puta cada vez que el hombre vuelve del trabajo cansado por haber estado todo el día ganando dinero. La zorrita ya lo tiene asumido y disfruta como una cerda metiéndose la gran polla que tiene su padre, chupándola para ponerla firme y luego sintiendo cómo le abre todo el coñito y la revienta bien fuerte hasta correrse dentro de su dulce agujero.

(12869)

Category:

Padres e Hijas

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*