La tradición familiar dice que las hijas árabes tienen que dejarse follar con su padre de vez en cuando, cada vez que quiera el hombre. Es algo a lo que se ven sometidas estas chicas que ya han alcanzado la madurez y que tienen un coñito listo para ser penetrado. Pueden tener novio y que las follen otros tíos, pero siempre tienen que estar a disposición de sus padres mientras vivan en su misma casa. Por eso vemos a esta jovencita árabe obligada a follar y con una cara de asco que tira para atrás, como deseando que su padre se corra de una vez.

(3861)

Category:

Padres e Hijas

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

1 Comentario