Aquí os dejo esta escena de incesto en el seno de una familia de clase media americana. Ahí vemos a los dos hermanos en el porche de la casa charlando con su madre, se hace tarde y les envía a dormir, les arropa en la cama apaga la luz y se va a su dormitorio, ¿pero que sucede?, pues que sus hijos no tienen ningún sueño, se juntan ambos en la misma cama y empiezan a hacer el tonto, el ambiente se va caldeando y estos hermanos terminan teniendo sexo como animales, la madre no se estera pero el incesto ha llegado a su hogar

(1890)

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*