Los hijos de estas madres muy putas no se imaginaban cuál era el motivo por el que se habían querido ir de viaje con ellos durante un fin de semana. Les dijeron que era para descansar lejos del trabajo y de sus maridos, pero cuando llega la noche cada madre busca la polla de su hijo para metérsela en la boca. Y esa misma noche se los follan a los dos, cada una en su habitación. Al día siguiente hablan y se organizan para echar un polvo en grupo con los cuatro disfrutando del incesto más salvaje. Menudas madres más zorras tienen los dos.

(27301)

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

10 Comentarios