El chico estaba pasando la tarde en el dormitorio con su hermana pequeña cuando esta le dijo mientras se quitaba la blusa – DIME SI TE GUSTAN MIS TETAS – unas pequeñas tetitas naturales aparecen ante nuestros ojos, santo dios como para no gustarle, el chico se queda bizco y la golfa de su hermanita se desnuda por completo, entonces la agarra con las manos su tierno culo, acaricia todo su cuerpo, y se saca la polla para que ella se la chupe. Sin lugar a dudas el incesto con una hermana como esta tiene que ser muy similar a lo que se siente en el paraíso

(1948)

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*