La niña se ha portado mal en el colegio y ahora lo pagará con un incesto castigo. Su padre la pone sobre sus rodillas y comienza a azotar su culo, la nenita se queja – Lo siento papa, no volverá a pasar, lo prometo, me duele el culo – Su padre no la hace ni caso y sigue azotando sus nalgas hasta dejárselas rojas como un tomate. Enfurece de tal modo que se saca la polla y se la mete mientras la dice – HIJA MIA ERES UNA ZORRA DESOBEDIENTE – la niña en el fondo goza el castigo, pero la sorpresa llega al final: papa pierde el control y se corre dentro del coño de su hija

(1742)

Category:

Padres e Hijas

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*