A su madre le gusta leer todas las noches, termina de hacer todas sus labores diarias, cena y se lee un buen libro, incluso cuando sale a cenar fuera, la madrugada es la hora perfecta para leer, pero que sucede aquí, pues que a la madre le gusta estar cómoda mientras lee y no ha pensado que pone todo cachondo a su hijo. Jajaja. Como lo iba a pensar, a quien se le puede ocurrir semejante locura, pero así es, la madre está con las piernas abiertas en el sofa y eso a su hijo le pone tan cachondo que incluso comienza a masturbarse, es entonces cuando la madre se da cuenta…OMG, ¿que pasará?. 😮

(107156)

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

7 Comentarios