La hija es virgen pero eso no significa que no sepa disfrutar la gruesa verga de su padre, sin lugar a dudas y está putita es la demostración perfecta, hay mujeres que han nacido para comer pollas. Bueno, la chica ha cumplido los 18 años y por fin ambos pueden cumplir su fantasía de siempre, el incesto, es algo que ya habían hablado, la chica se ha mantenido virgen para entregar ese bien tan preciado al hombre de su vida: su padre, pero tal es el deseo y las ganas contenidas que parece toda una experta, deliciosa es poco, ¡esta rubita es una maravilla de la naturaleza!.

(34058)

Category:

Padres e Hijas

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

1 Comentario