Este buen hombre está como cada tarde viendo la tele en el sofá después de la comida cuando aparece la hija y se tumba apoyando la cabeza en sus rodillas, es la hora de la siesta de papa y normalmente la pequeña de la casa esta haciendo otras cosas. El padre se sorprende pero siempre es agradable tener a la niña de tus ojos en tu regazo, cierra los ojos se relaja y de pronto…siente la mano de su hija desabrochando los botones del pantalón, ¡la niña está cachonda y quiere sexo!: saca la polla de papa y comienza a chupársela

(5141)

Category:

Padres e Hijas

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

1 Comentario