Ponerse a follar no era en lo que pensaban estos hermanos cuando se sentaban en el sofá con los libros. Pero después de repasar llega un momento en el que el hermano le dice a la chica que no se puede concentrar porque tiene las pelotas llenas de semen al no haberse corrido en días. Le cuenta una historia y la convence para que follen, porque el incesto es algo que no está tan mal y así la hará disfrutar con su buena polla. Después del sexo no sabemos si siguen estudiando, pero si lo hacen la hermana lo hará con una buena capa de semen caliente en la cara.

(2337)

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*