La gordita de su hermana lleva mucho tiempo poniéndole cahcondo porque sabe que se pasa el día masturbándose como una puta. Así que una vez mientras se está tocando en la ducha el tío se mete con ella y la viola sin ningún tipo de miramiento. La hermana está asustada, pero también muy caliente por la idea de que la follen en el baño de su propia casa a cuatro patas en el suelo. El hermano la penetra en varias posiciones y cuando está a punto de correrse le mete la polla en la boca y le suelta toda la corrida dentro para que disfrute del sabor de su semen.

(23397)

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*