La madre ha salido todo el fin de semana de viaje y el padre prepara a su hija para pasar todo el día follándola. Y es que llevaba tiempo esperando el momento, ya antes habían tenido incesto pero el hombre tiene la obsesión de dejar el dulce chochito de su hija sin un solo pelo, así que la mete en la bañera y la depila el coño, se lo deja todo rasurado y entonces entendemos porque el hombre andaba tan obsesionado, es un coño rosa como el algodón de ázucar,que delicia de raja señores, y claro el padre se excita tanto que la folla hasta correrse dentro…insensato…

(119670)

Category:

Padres e Hijas

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

8 Comentarios