La madre se empeña en ver películas con sus hijos, es una costumbre que tienen desde pequeños, pero lo que no se ha dado cuenta la madre es que los chavales han crecido y se aburren como ostras con las mismas pelis de siempre, total que mientras la madre come palomitas y mira concentrada la película, su hija, una putita viciosa y divertida, chupa la polla de su hermano,  el chaval asustado porque su madre se gire y la vez se echa la manta por encima y disfruta de la mamada de verga que le hace su hermanita, y después…¿que sucederá después?. 😉

(2365)

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*