La gente de ciudad ya se sabe que crece a su ritmo y suelen ir más avanzados que los de pueblo, que a veces llegan tarde a todas las fiestas. Esta tía es muy puta y va a pasar unos días en el pueblo visitando a sus tíos y sus primos, una familia religiosa que por supuesto no habla nunca de sexo. En cuanto se queda a solas con su primo más joven le tira en la cama y le comienza a hacer una mamada que le deja totalmente alucinado por lo que le está gustando. La puta no se contenta con eso y le dice al chaval paso a paso cómo tiene que follársela.

(36109)

Category:

Primos y Primas

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*