El chaval arrastra a su madre de los pelos por el suelo de la casa, la lleva directo al dormitorio y la tira encima de la cama, ella grita desconsolada – NO NO!, QUE ESTAS HACIENDO!, NO!, SUELTAME! – pero su hijo no reacciona, le agarra la camiseta y estira con fuerza hasta que la rompe, ahí aparecen las grandes tetas de su madre, el tesoro que andaba buscando, se las manosea y las chupa, luego se saca la verga y agarrando a mama del pelo se la mete entera en su boquita – DEJA DE GRITAR MAMA, ERES UNA PUTA Y LO SABES, ¡CHUPAME LA VERGA GUARRA!… y así es violada esta pedazo de hembra, como si de una perra se tratase…

(1411)

Category:

Madres e Hijos

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

2 Comentarios