Este buen hombre no se lo podía imaginar, siempre ha visto a su hija como a una dulce princesa, pero ahora la tiene entre sus piernas chupandole la verga, ¡y que manera de chupar!, la hijita se levanta y se quita la ropa, le enseña a papa el hermoso culazo que tiene. Ella es pelirroja y tiene la piel blanca como la leche, sus nalgas son carnosas y es delicioso verlas desde atrás, la pequeña se sienta sobre la verga de su padre, poco a poco se la va metiendo, poco a poco esa verga entra hasta el fondo, ahora si, papa se siente feliz con la verga dentro del jugoso coño de su hija… 😮

(18380)

Category:

Padres e Hijas

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*