El chaval acosa a su hermana pequeña, la persigue por toda la casa buscando la oportunidad de hacer alguna guarrería con ella, pero la pequeña siempre consigue esquivarle… o casi siempre.  Ultimamente el hermano está más pesado que nunca, hasta el punto que una noche entra en el dormitorio de su hermana y se masturba sin despertarla hasta eyacular en sus bragas. Y ese suceso no era más que el aviso de lo que estaba por venir, finalmente engancha a su hermana, la tira a la cama, y la folla bien duro como si fuera una perra, ella no quería pero a cada pollazo la va gustando más y más. 😀

(4609)

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

1 Comentario