Cuando esta nieta embarazada va a visitar a su abuelo le dice que necesita ayuda con el pago de las facturas, porque su novio la ha abandonado al saber que está preñada y ella no tiene trabajo. El abuelo se ofrece a darle algo de dinero, pero es a cambio de un favor. El hombre siempre ha tenido la fantasía de follarse a una mujer embarazada y como nunca tuvo hijos no ha podido satisfacerlo. La nieta acepta y se la folla ahí mismo en el sofá colocándola a cuatro patas y recibiendo muy duramente como una auténtica perra en celo.

(936)

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

5 Comentarios