El chico entra cada noche en el dormitorio de su hermano pequeña y se la folla, a ella al principio la parecía extraño, siempre se ha dicho que el incesto es algo taboo, algo malo, algo que no hacen las personas normales, pero cada día que pasa, cada día que su hermano la coloca a cuatro patas como si fuera una perra, cada día que la clava su verga hasta lo más hondo, ¡cada día la gusta mas!. Si amigos, esta joven japonesita está empezando a disfrutar del sexo que la da su hermano, si llegase el día en que el hermano ya no hiciese su rutinaria visita nocturna…¿moriría de pena?.

(2919)

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

4 Comentarios